Sector Energía, Presas, Represas, Trasvases y Embalses

Fuente: Subdirección de Evaluación y Seguimiento ANLA

Misionalidad del Sector:

Somos un grupo interdisciplinario fundamentado en el compromiso ambiental que permite tener un equilibrio entre el desarrollo económico, el bienestar social y la conservación de los recursos naturales del país y aportar al sector un servicio integral que permita no solo dar respuesta a los compromisos ambientales sino también generar herramientas que faciliten su integración con el ambiente de manera sostenible.


Sectores de Inversión Sujetos a Evaluación por parte del Sector:

Dentro del sector los estudios ambientales como Diagnóstico Ambiental de Alternativas (DAA), Estudio de Impacto Ambiental (EIA) y Plan de Manejo Ambiental (PMA) son los instrumentos básicos para la toma de decisiones y con ellos se busca integrar ambiental, económica y socialmente los criterios para prevenir, mitigar, corregir, compensar y manejar los efectos ambientales del proyecto, obra o actividad propuesta con opciones alcanzables y razonables. Según lo establecido en el Decreto 2820 del 5 de agosto de 2010 las acciones van dirigidas a la evaluación de proyectos como:

- La construcción de presas, represas o embalses, cualquiera sea su destinación con capacidad mayor de 200 millones de metros cúbicos de agua.

- En el sector eléctrico: La construcción y operación de centrales generadoras de energía eléctrica con capacidad instalada igual o superior a 100 MW.

- Los proyectos de exploración y uso de fuentes de energía alternativa virtualmente contaminantes con capacidad instalada superior a 3MW.

- El tendido de las líneas de transmisión del sistema nacional de interconexión eléctrica, compuesto por el conjunto de líneas con sus correspondientes módulos de conexión (subestaciones) que se proyecte operen a tensiones iguales o superiores a 220 KV.

- Los proyectos para la generación de energía nuclear.


Articulación con otras Entidades:

El sector se articula con las autoridades ambientales que juegan un papel fundamental en la identificación y evaluación de los impactos ambientales que las obras o actividades puedan causar a los recursos naturales renovables o al medio ambiente con el fin de lograr el desarrollo sostenible y para controlar y evitar los desequilibrios ecológicos.

Dentro de estas autoridades están: las Corporaciones Autónomas Regionales, entidades delegatarias de estas y otras autoridades ambientales y así mismo a municipios, distritos y áreas metropolitanas con funciones de autoridad ambiental (Tomado del Manual de Evaluación de Estudios Ambientales, criterios y procedimientos, 2002, http://www.minambiente.gov.co/documentos/manual_evaluacion.pdf). La articulación propiamente dicha con las Corporaciones Autónomas Regionales consiste en la potestad que tiene el sector de incluir dentro del proceso de licenciamiento los conceptos técnicos que ellas emitan respecto a temas de su competencia, incluyendo únicamente aquella información que sea relevante para el proceso de evaluación de la viabilidad ambiental del proyecto.

Por otra parte, en caso de requerirse Diagnóstico Ambiental de Alternativas (DAA), para los proyectos hidroeléctricos, el sector se articula con la Unidad de Planeación Minero Energética -UPME en el sentido que se deberá presentar copia del registro correspondiente expedido por la UPME; así mismo la autoridad ambiental competente solicitará a esta entidad concepto técnico relativo al potencial energético de las diferentes alternativas. En este caso se suspenderán los términos que tiene la autoridad ambiental para decidir, mientras dicha entidad realiza el respectivo pronunciamiento (Tomado del Decreto 2820 del 5 de agosto de 2010).

A la par, el sector garantiza durante la fase de evaluación de los estudios de Impacto Ambiental de los proyectos la participación ciudadana a través de las audiencias públicas ambientales, las consultas previas y la intervención en los procesos administrativos ambientales, para realizar los procesos de socialización del proyecto.

El sector también se articula con el Ministerio del Interior, La defensoría del Pueblo, El instituto Colombiano de Antropología e Historia ICANH con el ánimo de garantizar el debido proceso en la Evaluación de los estudios de Impacto Ambiental del proyecto objeto de licenciamiento.

Aportes al País desde el Sector:

Desde el grupo de Energía, de la ANLA y dentro del marco del licenciamiento de proyectos se ha prestado atención a los aspectos ambientales y definición de mecanismos para el desarrollo del sector, en armonía con la preservación y mejoramiento del medio ambiente, contribuyendo con el desarrollo sostenible del país en la incorporación de medidas de manejo asociadas a la dinámica de caudales, a planes de compensación forestal y del recurso hídrico.

En este sentido se ha desarrollado la resolución 755 del 31 de julio de 2013 de cambios menores o de ajuste normal dentro del giro ordinario de los proyectos sometidos a Licencia Ambiental o Plan de Manejo Ambiental, las cuales, por estar autorizadas en sí mismas mediante esta Resolución, no requerirán adelantar trámite de modificación de la Licencia Ambiental o del Plan de Manejo Ambiental. Esta resolución busca a partir de su implementación la disminución del trámite de actividades que se encuentran dentro del proceso de construcción y que según la dinámica de las mismas no representa afectaciones a los recursos naturales. Esto representa una reducción de un 40% de las solicitudes de aspectos que no son determinantes en el tema ambiental, pero que en el desarrollo constructivo sí. Esta resolución lista las actividades que responden a cambios menores dentro de la dinámica de construcción y que no requieren pronunciamiento previo por parte de la autoridad.
 

 Colombia Compra Eficiente