¿Qué implica el Acuerdo de Escazú?


El Acuerdo de Escazú es un acuerdo regional sobre el acceso a la información, la participación pública y el acceso a la justicia en asuntos ambientales en América Latina y el Caribe, el cual tiene como objetivo “garantizar la implementación plena y efectiva en América Latina y el Caribe de los derechos de acceso a la información ambiental, participación pública en los procesos de toma de decisiones ambientales y acceso a la justicia en asuntos ambientales, así como la creación y el fortalecimiento de las capacidades y la cooperación, contribuyendo a la protección del derecho de cada persona, de las generaciones presentes y futuras, a vivir en un medio ambiente sano y al desarrollo sostenible” (art. 1).

El Acuerdo contiene obligaciones específicas asumidas por los Estados firmantes en los siguientes temas estratégicos:

Acceso a la información ambiental

Generación y divulgación de información ambiental

Participación pública en los procesos de toma de decisiones ambientales

Acceso a la justicia en asuntos ambientales

Defensores de los derechos humanos en asuntos ambientales

Fortalecimiento de capacidades

Cooperación

El Acuerdo es una iniciativa para establecer estándares comunes en la región, que para el caso colombiano, refuerza las disposiciones normativas vigentes en materia de Transparencia y Acceso a la Información Pública (Ley 1712 de 2014) y Participación Ciudadana (Ley 1757 de 2015), y a su vez demarca horizontes de acción en materia de participación ciudadana, acceso a la información y justicia ambiental.

Según lo reportado por la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) a abril de 2020, el Acuerdo ha sido firmado por 22 países y en 8 se ha adelantado su ratificación. Se espera cumplir la meta de 11 países con sus instrumentos ratificados en su ordenamiento legal interno como requisito para su plena entrada en vigor para la región.

Para el caso colombiano, el Gobierno Nacional participó activamente en las discusiones de su contenido y el 11 de diciembre de 2019 lo suscribió formalmente.