Grupo de Hidrocarburos

La actividad de hidrocarburos en los últimos años ha venido creciendo de una manera importante; lo que ha llevado a una evolución de reservas, de la explotación sísmica, de actividades de exploración y explotación; lo anterior ha permitido que la explotación petrolera se haya mantenido alrededor de un millón de barriles diarios.  De manera similar viene evolucionando el sector hacia la producción y transporte “offshore” de petróleo, y del sector de gas y de yacimientos no convencionales de hidrocarburos.

De otra parte, el avance tecnológico y las oportunidades de inversión extranjera directa en el sector de hidrocarburos ha determinado un incremento de las solicitudes de licencia ambiental y modificaciones dentro de las fases de exploración y explotación, que suponen la evaluación integral del proyecto junto a las nuevas actividades que el interesado planea desarrollar a futuro.

En este sentido el Grupo de Hidrocarburos de la ANLA se encarga de la evaluación de los estudios ambientales, incluyendo la evaluación económica de los impactos positivos y negativos de los proyectos y se ejecuta el seguimiento a las obras o actividades que requieran de Licencia Ambiental o de instrumentos tales como los planes o medidas de manejo de acuerdo con la normatividad

De conformidad con el Decreto 2820 de 2010, los proyectos de hidrocarburos que requieren de Licencia Ambiental de competencia de la ANLA son:

1. Las actividades de exploración sísmica que requieran la construcción de vías para el tránsito vehicular.

2. Las actividades de exploración sísmica en las áreas marinas del territorio nacional cuando se realicen en profundidades inferiores a 200 metros.

3. Los proyectos de perforación exploratoria por fuera de campos de producción de hidrocarburos existentes, de acuerdo con el área de interés que declare el peticionario.

4. La explotación de hidrocarburos que incluye, la perforación de los pozos de cualquier tipo, la construcción de instalaciones propias de la actividad, las obras complementarias incluidas el transporte interno de fluidos del campo por ductos, el almacenamiento interno, vías internas y demás infraestructura asociada y conexa.

5. El transporte y conducción de hidrocarburos líquidos y gaseosos que se desarrollen por fuera de los campos de explotación que impliquen la construcción y montaje de infraestructura de líneas de conducción con diámetros iguales o superiores a 6 pulgadas (15.24 cm), incluyendo estaciones de bombeo y/o reducción de presión y la correspondiente infraestructura de almacenamiento y control de flujo; salvo aquellas actividades relacionadas con la distribución de gas natural de uso domiciliario, comercial o industrial.

6. Los terminales de entrega y estaciones de transferencia de hidrocarburos líquidos, entendidos como la infraestructura de almacenamiento asociada al transporte de hidrocarburos y sus productos y derivados por ductos.

7. La construcción y operación de refinerías y los desarrollos petroquímicos que formen parte de un complejo de refinación

Dentro de los procesos que realiza la ANLA para el  otorgamiento de instrumentos de manejo y control ambiental del grupo de hidrocarburos, no solo interactúan las empresas interesadas en invertir en la exploración, explotación y transporte de hidrocarburos, sino entidades del sector gubernamental que gestionan los proyectos de mayor interés nacional como son el Ministerio de Minas y la Agencia Nacional de Hidrocarburos en el marco de los Planes de Desarrollo que establece Presidencia de la República y el Departamento Nacional de Planeación.

Así mismo, en el marco de la evaluación y seguimiento que efectúa la ANLA a los proyectos presentados, son actores complementarios las Corporaciones Autónomas Regionales, El Ministerio del Interior, El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible en cuanto al aprovechamiento de recursos naturales, el manejo de comunidades indígenas y afrodescendientes, y en zonas de manejo y protección ambiental en el área de influencia de los proyectos.  Todos ellos deben participar  dentro de los procesos que adelanta la ANLA, mediante su concepto al respecto de estos temas según su competencia, en la medida de la necesidad de los proyectos que evalúa la ANLA del sector hidrocarburos requieran de los mismos según lo establece el decreto 2820 de 2010.

Aportes al País

Colombia tiene una política ambiental a la vanguardia en el sector de hidrocarburos. Desde la ANLA existe una perspectiva permanente para aprender, aplicar y sobre todo ajustar a las condiciones propias del país los modelos que se aplican exitosamente en otros países tanto para la evaluación como para el seguimiento y control ambiental.

El contar con un esquema de licenciamiento y control ambiental dentro del Grupo de hidrocarburos ha permitido armonizar el compromiso que tiene el país para incrementar la inversión en este sector, con el control y responsabilidad ambiental que constitucionalmente se debe ejercer para este tipo de actividades; y en la búsqueda de una mayor competitividad del país siendo un líder en la región en materia de preservación de los recursos naturales en los sectores de intervención con este tipo de proyectos.
 

 Colombia Compra Eficiente